6 situaciones que experimentarás al estudiar en el extranjero

Estudiar en el extranjero es un paso importante para cualquier estudiante. Puede parecer difícil y aterrador en algunos casos, pero es una experiencia que enriquecerá tanto el currículum, como la madurez de aquellos que se atrevan a vivirla. De lo que no hay duda es que todas estas experiencias tienen algunos puntos en común.

Las seis situaciones que seguramente experimentarás si das este paso de ir a estudiar al extranjero, por ejemplo si decides estudiar en Dinamarca 100% subvencionado,  son…

1. El primer día lo recordarás como el más desastroso de tu vida
Día de llegada, estás solo en una ciudad desconocida con más de veinte kilos de equipaje. Tienes que hacer papeleo, mucho papeleo. Has cogido el autobús equivocado y te cuesta entender a la señora que te intenta guiar a la dirección correcta. Y probablemente llueva. Pero hay algo seguro, ahora esta experiencia sólo puede ir a mejor.

2. Te invadirá un sentimiento de alivio y alegría cuando encuentres a alguien del mismo país que tú
La cultura y el idioma son dos de los factores que más acercan a la gente. Por eso, especialmente al principio, cuando nadie hable español y estés perdido te sentirás como si te acabasen de salvar la vida. Lo que es seguro es que encontrarás a alguien, los españoles estamos en todos lados.

3. Aunque conozcas a alguien sólo hace una semana, será como si llevaseis años juntos
Como tú, es probable que haya más estudiantes de otros países que se hayan ido a la aventura. Todos tenéis ganas de conocer gente y pasarlo bien en la ciudad de destino así que enseguida te harás con tu grupo de amigos y parecerá que os conocéis desde hace años.

4. Madurarás más de lo que lo has hecho en muchos años
Estudiar en el extranjero va mucho más allá de lo académico ya que ahora papá y mamá no están para sacarte las castañas del fuego. Te enfrentarás a muchas situaciones sólo que antes no habías tenido que afrontar. Ya sea desde cocinar o aprender a poner la lavadora o a relacionarte en un idioma diferente al tuyo y con gente de culturas totalmente diferentes.

5. No sólo conocerás gente, también conocerás muchos lugares
Cuando estudias en el extranjero es el momento ideal para viajar. Y no sólo para visitar el país en el que estás. En Europa todos los países están más cerca y puedes encontrar ofertas en transporte ya sea en avión, por carretera o en tren y hay mucha gente dispuesta a acompañarte. Es el momento perfecto para conocer sitios.

6. Lo recordarás como la mejor experiencia de tu vida
Poca gente se arrepiente de haber estudiado en el extranjero. A pesar de ese terrible primer día del que pensabas que no saldrías vivo, te quedarías con todas y cada una de las cosas que has vivido y aprendido. Y las echarás de menos cuando vuelvas a casa.
Por eso, si quieres atreverte a vivir la mejor experiencia de tu vida, en FP a grado te ofrecemos una gran variedad de oportunidades para estudiar en el extranjero. Consulta nuestra página web y entérate de nuestra oferta.