Hay que estudiar y dormir para rendir al 100% en exámenes.

Ahora que muchos universitarios están de lleno con los exámenes de enero, muchas son las técnicas y los consejos para salir lo más airosos posible de esta época. Hay muchas personas que apenas duermen, tirando de bebidas energéticas y cafés, para estudiar durante la noche.

Nos queremos fijar en la importancia del sueño durante el estudio. Si bien es cierto que durante exámenes hay que chapar mucho y posiblemente dormir algo menos que en otras ocasiones, no deberían las horas de sueño precisamente las damnificadas para conseguir sacar nota. De hecho, deben ser nuestras aliadas.

La clave está en conocer a nuestro cuerpo y mente. ¿Qué necesitamos? Cada persona tendrá una respuesta distinta y la clave es optimizar al máximo las capacidades de cada uno. Descubre en qué horas eres más eficaz para el trabajo y estudio, pero intenta dormir las horas necesarias para funcionar a pleno rendimiento ya que vas a necesitar estar al máximo durante dias.

  • Hay personas que rinden mejor por la mañana y se despiertan pronto y acuestan prono, mientras los hay más nocturnos que prefieren quedarse hasta tarde y no madrugar. Tampoco todos necesitamos el mismo número de horas de sueño. Hazte tu horario según tus necesidades.
  • Hay numerosas investigaciones que constatan que dormir después de estudiar ayuda a memorizar, que la capacidad de memoria y concentración después de una noche de vigilia se reduce muchísimo haciendo contraproducente el esfuerzo.
  • Investigaciones anteriores ya habían constatado que lo aprendido se retiene mejor si se duerme justo después de hacerlo. Un trabajo de la Universidad estadounidense de Notre Dame señalaba que la memoria de lo aprendido era superior en los que habían dormido justo después de estudiar, respecto de los que habían estudiado tras un día de vigilia.
  • Es recomendable, para la mayoría de estudiantes, empezar el estudio con las materias fuertes y dejar el repaso para las últimas horas, ya que en general la atención y capacidad va decreciendo y además puede servir para retener mejor lo estudiado durante el día, teniendo en cuenta lo explicado sobre los repasos antes de ir a dormir.