‘Hygge’ vs ‘Lagom’

¿Estudiar en Dinamarca o estudiar en Suecia? Probablemente os hacéis esta pregunta muchas veces al día ahora que ya habéis decidido estudiar en el extranjero desde FPaGrado. Pues bien, hoy vamos a ayudaros a resolver la duda presentando dos tendencias nórdicas sobre cómo tomarse la vida en ambos países.

Hygge

Fue la primera que apareció en la mayoría de medios de comunicación y se hizo eco en las redes sociales. Esta palabra danesa transmite una actitud ante la vida, y probablemente seguirla es lo que ha llevado a Dinamarca a ser el país más feliz del mundo durante unos cuantos años. ‘Hygge’, que se pronuncia como ‘huga’, se considera el secreto de la felicidad danesa. Aquello que te hace sentir a gusto y te permite disfrutar de las pequeñas cosas dejando las preocupaciones atrás.

 

Para poder definirla es mucho más sencillo poner ejemplos de lo que los daneses consideran ‘hygge’. Y uno de los mejores que se pueden poner es el de la foto anterior. Algo que transmite comodidad, sensación de bienestar.

Y aunque en la foto se vea que ‘hygge’ se aplica más que nada en invierno, para poder resguardarse del frío; es mucho más que eso. También se puede vivir en verano, como por ejemplo disfrutar de una cena en la arena de la playa junto a tus seres más queridos.

Lagom

Por otro lado, y mucho más reciente se encuentra ‘lagom’, una nueva forma sueca de ver la vida. Viene a significar ‘la cantidad justa, ni mucho ni poco’. Es más una forma muy particular de tomarse la vida, de hacer ver que no se necesita tomar excesos en la vida y que se debe alcanzar un cierto equilibrio para alcanzar la felicidad.

Esta palabra recoge mucho más que el propio significado que tiene. Lleva implícita parte de la cultura sueca, de los valores que hoy en día permanecen en dicha sociedad. No se considera ni con un significado positivo ni negativo, es lo correctamente perfecto.

También se define como hacer lo que es esencial y saber cuando parar, para evitar hacer lo innecesario o superficial. Lo esencial que se puede sacar de esta tendencia es ‘menos es más’, y el poder descubrir la felicidad en las pequeñas cosas.

 

La conclusión que sacamos de estos dos conceptos es el poder disfrutar de la vida a pequeños mordiscos, sin atragantarse. Y la efectividad de ambas es muy clara; ya que los países escandinavos siempre encabezan las listas de ‘los países más felices del mundo’. Además, el que no tengan traducción exacta y para entenderlas la mejor solución sea vivirlas, les da un toque más particular.

Tanto si decides estudiar en Dinamarca como si al final vas a estudiar en Suecia, tienes que tener claro el tipo de ‘filosofía ante la vida’ que es característica de cada país. La reflexión de ambas culturas será muy buena para la decisión final, y será aquella con la que más identificado te sientas. Ahora la pregunta de todos los días pasará a ser: ¿’hygge’ o ‘lagom’?