Una Navidad de ensueño en Suecia

Si hay un sitio donde la Navidad es realmente Navidad es en Suecia. No habrá ningún elemento que se eche en falta si se decide estudiar en Suecia. Allí se dan las condiciones perfectas de todo período navideño: nieve, luz tenue, el calor de casa, compañía, adornos típicos y buenos momentos. Y es que Suecia es, como el resto de países nórdicos, una de las cunas de Papá Noel.

Conocer el taller de Papá Noel

Se puede disfrutar de una Navidad genuina acompañados de quienes se podrían considerar sus precursores. Por ejemplo, en Suecia es muy típico el llamado julbord de Navidad, un bufé que todos los restaurantes empiezan a preparar a finales de noviembre. Así que, en cuanto a degustación, la Navidad en Suecia ofrece, para empezar, una oportunidad de probar toda la comida típica del momento. También se puede conocer el taller de Papá Noel, ubicado en el centro del país, o pasear por los típicos mercadillos navideños rodeados del encanto de las bellas ciudades suecas.

 

Ni qué decir tiene que su gentes destacan por su amabilidad, hospitalidad y honestidad, que no dudan en mostrar a la gente que llega nueva al país, especialmente a quien va a estudiar en Suecia, por lo que no hay mejor destino para sentirse como en casa.

En este sentido, la Navidad sueca se presenta como un motivo más en la larga lista de los que animan a estudiar en este maravilloso país. Por todas las razones antes expuestas, se debe decir que resulta difícil encontrar un mejor sitio para pasar esas fechas, algo que resulta muy importante para los estudiantes. Si hay un aspecto que se suele recordar con más cariño es pensar en cómo se pasa alguna celebración en algún sitio. Y la Navidad en este acogedor país es casi por sí misma un pretexto para vivir una buena temporada en Suecia.