¿Qué hacer en verano en Dinamarca?

Sí, Dinamarca también tiene verano. De Junio a Agosto las temperatures se hacen amables y uno de los países más felices del mundo se pone a disfrutar de sus meses más soleados.

Si para ti verano es sinónimo de coger la bici, Dinamarca es el país perfecto. Su amor por la bicicleta es un referente para la cultura bike-friendly, sobre todo por lo que respecta a su capital Copenhaguen, que tiene 350 kilómetros de carril bici. Puedes llegar fácilmente a las playas (sí, playas, no son mediterráneas pero te sorprenderá su calidez y belleza), los preciosos bosques, los parques y todas las atracciones y lugares de ocio.

El verano en Dinamarca es ideal para relajarnos y disfrutar de su largo litoral con islas y playas, naturaleza prácticamente virgen pero accesible y playas de ensueño, con una oferta de senderos para ir en bici o andando muy destacada. Son famosos sus ciervos, que seguro que no has visto rugir y pavonear. La época ideal es finales de verano y los puedes encontrar en el Parque de los Ciervos Haderslev Jægersborg, a 15 km al norte de Copenhague, por ejemplo. Además, hay zonas en las que encontrar fósiles, o hacer fogatas o buscar un tesoro en una actividad de aventura pensada para ello, a parte de hacer ciclismo y senderimo por muchas montañas.

verano dinamarcaY, a parte de lo natural, también la oferta cultural y de ocio en Dinamarca es perfecta para un gran verano en Dinamarca. A principios de Julio, tiene lugar el famoso Festival de Jazz de Copenhagen. No sólo se trata de un festival referente del género existente desde 1979 si no una excusa ideal para conocer la ciudad ya que es itinerante y te hacer disfrutar de buen jazz y mejor ambiente por 100 locales. También hay festivales de música que congrega artistas y grupos de renombre internacional de indie, rock, pop, hip-hop y electrónica como el Rolkside Festival. Si tienes menos de 25 años, puedes comprar las entradas para el Royal Danish Theatre por mitad de precio, además de dejarte fascinar por muchos de los eventos gratuitos independientes que se hacen por el país y sobre todo Copenhagen.

El verano en Dinamarca, también, es una gran oportunidad para contemplar con tus propios ojos runas antiguos de un país que, por su posición geográfica, ha tenido un gran pasado repleto de épicas historias. Su pasado vikingo también está presente en mercados, así como su cultura más vanguardista en galerías y museos.

El verano en Dinamarca es un gran momento y lugar para disfrutar, para descubrir y para abrir la mente. El país cautiva a quien lo pisa, con su encanto mágico. Es por ello que se hace mucho más fácil tomar la decisión de ir a estudiar allí. Estudiar en Dinamarca es accesible para jóvenes españoles dado que el país subvenciona el 100% del coste de los grados universitarios.